MAS ALLA DE LA COCINA

MÉXICO LINDO Y QUERIDO {parte III} – IZAMAL Y PUERTO PROGRESO

Un poco de nuestras vacaciones en el hermoso estado de Yucatán en la mágica ciudad de Izamal y en Puerto Progreso.

Ya hasta me da pena escribir este post. ¡No puedo creer que ya pasó más de un año de esto! El año pasado comencé con toda la emoción del mundo a compartirles nuestra experiencia en México, después de 10 años de no visitar. Todo iba muy bien pero, la verdad, nomás entró mi hija a la escuela y las cosas se pusieron muy ocupadas por acá. Y mientras más pasaban los meses, empezaba a sentir que ni caso tenía ya compartirlo. ¿Pero saben qué? ¡No me importa! No importa que ya haya pasado un año de esto porque recordar es volver a vivir. Así que esto lo hago para mantener un registro de esta hermosa experiencia que tuvimos como familia, estoy segura que mis hijas lo agradecerán en un futuro. Y si de paso los inspira a visitar estos bellos lugares, ¡pues qué mejor!

Una de las razones por la que también se me hizo muy difícil seguir compartiendo, es que se tornó un tanto abrumador tener que escoger entre miles de fotos. No les miento, ¡2000+ fotos de nuestras vacaciones¡ No son poca cosa. Y con tanta cosa bella que vimos, se me ha hecho muy difícil escoger “lo mejor”. Lo cual me hace pensar que yo no serviría como travel blogger, jaja. Pero bueno, a pesar que es un año después, espero que disfruten lo que les voy a compartir.

Izamal

Haciendo un resumen, después de unos días relajantes en la playa y nuestra llegada a Mérida y visita a Chichen Itzá, terminamos nuestra segunda noche en Yucatán visitando el pueblito bello de Izamal. Esta pequeñísima y bella ciudad estaba en nuestro camino de regreso de Chichén a Mérida, así que decidimos detenernos ahí para descansar un ratito y conocer. La verdad quedé súper enamorada del lugar. No me sorprende que lo hayan designado como un pueblo mágico, realmente lo es.

Iglesia en Izamal, Yucatán

Bicicleta recargada en las paredes amarillas de Izamal, Yucatán

Pasear por las calles empedradas y pintadas de amarillo, escuchar de su historia, estar alejados del caos de la ciudad, y disfrutar de la amabilidad de su gente me hizo pensar que, si algún día quisiéramos “retirarnos”, este sería un lugar ideal para vivir. Ya saben, de esos a los que uno se va cuando ya es viejo y sólo quiere descansar, jeje.

Al llegar ahí, después de asombrarnos con las calles amarillas con un estilo un tanto colonial, llegamos directo al Atrio del Convento de San Antonio de Padua. Creo que es el edificio más significativo del pueblo, y muy representativo de su historia. Estuvimos primero sólo caminando y descansando en su explanada, sirvió para que mis hijas descansaran de tanto caminar en Chichén y que corrieran a su antojo 🙂

vista de la calle 30 hacia el Convento de San Antonio de Padua, Izamal, Yucatán

Fachada del Convento de San Antonio de Padua, Izamal, Yucatán

Arcos del Convento de San Antonio de Padua en Izamal, Yucatán

Estatua de Juan Pablo II en el Convento de San Antonio de Padua, Izamal, Yucatán

Padre e hija, vista del atardecer desde un arco del Convento de San Antonio de Padua, Izamal

Pudimos disfrutar de un atardecer maravilloso. Los colores de la puesta del sol reflejados en el amarillo de los edificios, definitivamente hacen una escena digna de admirar. Me encantaría poder disfrutar de este tipo de puesta de sol cada día.

Y claro que no podían faltar las marquesitas de la noche, de un carrito que describe perfecto mi sentimiento hacia este delicioso antojito, jaja. Así que después de recargar pilas 😅 nos subimos a una pequeña calandria, donde el conductor nos llevó por todo el pueblo, y lo mejor de todo es que nos fue hablando de la historia y lo más relevante que acontece en esta pequeña ciudad.

Atardecer desde el Convento de San Antonio de Padua, Izamal, Yucatán

Carrito de Marquesitas en Izamal, Yucatán

Calandria en Izamal, Yucatán

Justo detrás del Convento, se puede admirar la pirámide Itzamatul. Nuestro querido guía nos contó mucho de la historia de cuando llegaron los españoles y cómo fueron evolucionando las cosas a partir de ahí. De hecho, el Convento fue construído justo encima de un templo maya, era la manera de los españoles de mostrar quién mandaba ahora. Y pues sí, un poco triste saber cómo una civilización entera fue sometida y sus edificios más hermosos y preciados fueron saqueados y prácticamente suplantados. Pero somos realmente afortunados de tener las ruinas que nos recuerdan la grandeza de nuestras raíces y nuestra cultura.

Algo que me impresionó fue que la ciudad actual se fue construyendo alrededor de estos edificios y pirámides ¿Imagínense tener una pirámide justo al salir de tu casa? Además, puedes encontrarte con pirámide trás pirámide en cuestión de minutos, y con sus calles tan angostas, te hacen admirar realmente de cerca estas majestuosas construcciones.

En fin, fue una lástima que no llegamos más temprano para subir la pirámide y de paso visitar las otras dos pirámides y las ruinas que hay ahí. Pero bueno, al menos pudimos dar un paseo por todo el pueblo, conociendo un poco más de la gente y sus costumbres.

Vista de la Pirámide de Itzamatul

Iglesia de noche, en Izamal, Yucatán

Ya les comentaba en la parte II de nuestro viaje de lo asombrada que me dejó ver el orgullo que los yucatecos tienen por su historia, cultura y raíces. Bueno, en Izamal no fue la excepción. Me encantó saber que tienen una escuela donde enseñan maya, y si mal no recuerdo, ¡era gratis!

En verdad me dejó enamorada este lugar, fue la mejor manera de terminar un día lleno de historia y magia. Algún día regresaremos para ver el espectáculo de luces que hacen ahí, estoy segura que la experiencia es tan padre como la que se vive en el de Chichén Itzá.

Puerto Progreso

Al día siguiente, después de un buen descanso y pasar la mañana tranquilos “en casa”, nos fuimos a Puerto Progreso a almorzar.

Vista desde una palapa a Puerto Progreso, Yucatán

La verdadera razón por la que fuimos hasta Progreso, es que mi papá nos quería llevar a comer mariscos a un lugar que le encanta: Eladio’s. La verdad no nos decepcionó para nada. A pesar que el coctail de camarones que yo pedí estaba un poco “X” (rico, pero nada fuera de este mundo), todo lo demás ha sido de los mariscos más ricos que he probado. De hecho, el pulpo al mojo de ajo me dejó impresionada, nunca había probado un pulpo tan suave y con tan buen sabor en mi vida. También los camarones al ajo y el ceviche estaban deliciosos, y comer con una hermosa vista a la playa fue de lo mejor.

Camarones al mojo de ajo, Eladio's, Puerto Progreso, Yucatán

Ceviche en Eladio's, Puerto Progreso, Yucatán

Pulpo al mojo de ajo en Eladio's, Puerto Progreso, Yucatán

A pesar que fue un día con demasiado viento, los disfrutamos mucho también. La playa es linda, con ese color turquesa que caracteriza las playas de la Riviera Maya. Aunque no se veía mucha gente nadando en el mar, no sé si es lo normal o simplemente por el clima ventoso que había. Nosotros no íbamos a nadar, como sea, pero disfrutamos de una pequeña caminata y de buscar conchitas en la arena.

Además, ahí fue la primera vez que mis hijas tomaron agua de coco de “a de veras” 🙂 ¡Les encantó! Y yo quedé encantada de ver cómo disfrutaban todas estas experiencias que eran completamente nuevas para ellas.

Palmera en Puerto Progreso, Yucatán

Algodón de Azúcar en Puerto Progreso

Recolectando conchitas en Puerto Progreso, Yucatán

Agua de Coco en Puerto Progreso, Yucatán

No cabe duda que recordar es volver a vivir, este verano no pudimos escaparnos a ningún lado pero definitivamente estas fotos me transportaron a las mejores vacaciones que hemos tenido. Espero que ustedes también puedan disfrutar a través de lo que pude capturar con el lente de la cámara 🙂

Aún me falta mucho que compartir de estas vacaciones, así que esperen una buena dosis de lugares bellos en las próximas semanas.

¡Felices vacaciones!

Sigue a The Sweet Molcajete en…

Facebook • Twitter • Instagram • Pinterest • G+

Canoa en Puerto Progreso, Yucatán

Todas las imágenes y contenido Copyright © The Sweet Molcajete. Queda prohibido el uso de texto o fotografías de este sitio sin previa autorización.