ORGANIZACIÓN

TIPS PARA ORGANIZAR LA DESPENSA

Aprende cómo organizar la despensa de una manera práctica, sencilla y funcional con estos tips fáciles. No importa el tamaño de tu cocina, aquí aprenderás cómo organizar tu despensa para mantenerla siempre en orden.

despensa de cocina bien organizada en frascos, cajas y bandejas con texto que dice como organizar la despensa

Estoy muy emocionada de poder compartir estos tips para organizar la despensa. Si eres lector o lectora recurrente de The Sweet Molcajete sabes que soy amante de la organización. Y aprovechando que nos mudamos a una nueva casa donde estamos organizando todo desde cero, te quiero compartir varios tips y consejos para tener una despensa (alacena o pantry) organizada y cómo mantenerla siempre ordenada.

No importa el tamaño de tu despensa, de hecho, la nuestra es bastante pequeña, y es por eso que estoy segurísima que si aplicas estos consejos en tu alacena quedará perfectamente organizada. Ten por seguro que lo mismo que hice para hacer el mejor uso del pequeño espacio que tenemos destinado para nuestra despensa te va a servir si tienes una alacena enorme o de mediano tamaño.

Obviamente, mientras más espacio tienes siempre será más sencillo, pero también es mucho más fácil que todo se salga de control. Pero te prometo que si sigues estos sencillos pasos, aún cuando las cosas se salgan un poco de control (como me pasa a mí con las fiestas de fin de año) será muy sencillo volver al orden y a esa paz que nos da abrir una despensa donde sabes todo lo que tienes y todo tiene un lugar.

Así que sin más rollo, ¡pasemos a los tips para organizar la despensa! También puedes ver una lista de productos que utilicé para organizar mi despensa.

fotos de antes y despues de una despensa ordenada y bien organizada

COSAS QUE UTILICÉ PARA ORGANIZAR MI DESPENSA

Protector para repisasCajas de bamboo BulligCajas grandes PluggisCajas pequeñas VarieraLata para café/té BlomningMason Jars de medio galónFrascos para espagueti y lasañaFrascos para pasta Frasco para harina de 1.5 galonesFrasco para harina de 1 galónFrasco para avena de medio galónFrasco cuadrado de medio galónMason Jars de 1 litroRecipiente para cerealesCanasta de seagrass AsundenOrganizador para latas de comidaRepisa plegable (que en realidad es una repisa para zapatos) • Organizador para sartenes de hierro

*Algunos de estos productos son links afiliados a Amazon, esto quiere decir que si compras alguno de ellos The Sweet Molcajete recibirá una pequeña comisión sin ningún costo extra para ti. Esto me ayuda a poder seguir creando contenido de calidad y completamente gratis.*

repisas de despensa bien organizadas con frascos de vidrio, cajas y organizadores de comida

TIPS PARA ORGANIZAR LA DESPENSA DE COCINA

1. haz limpieza profunda

El primer paso y uno muy importante para que estos tips para organizar la despensa funcionen como esperas es que saques todo, toditito, de la despensa. Ya sé, tu cocina va a parecer zona de desastre por unas horas pero te prometo que esto es súper importante.

Aquí vas a tirar la comida expirada o todas esas cajas o bolsas vacías que ni sabes por qué siguen ahí. 

Una vez que hayas sacado todo de la alacena, limpia muy bien las repisas, barre el piso y deja todo muy limpio antes de que guardes cualquier cosa.

todos los contenidos de la despensa en la barra de cocina, al fondo se ve la despensa completamente vacía

Si piensas poner un protector de repisas, como hice yo, este es el momento. El poner un protector a tus repisas ayuda mucho a la hora de limpiar pues algunos alimentos pueden manchar o penetrar las repisas, sobre todo si son de madera. También evitas que se rayen las repisas cada que mueves cajas o frascos de lugar. Así que justo después de limpiar, aprovecha para medir, cortar y poner el protector.

Yo usé este protector, que aunque no cubre totalmente las repisas de lo ancho, estaba casi del tamaño exacto y así solo las tuve que cortar a lo largo. El rollo me alcanzó justamente para las 4 repisas que necesitaba proteger más. La de hasta arriba casi no se va a usar así que esa no me preocupa (además que ni se ve, jaja).

persona limpiando las repisas de la despensa para organizarla

2. categoriza la comida

Es por eso que el paso 1 es tan importante para organizar la despensa, necesitas ver todo lo que tienes para poder agrupar las cosas por categorías y que nada se quede volando por ahí.

Por ejemplo, yo primero agrupé todo dependiendo del tipo de empaque: botes de plástico, frascos, latas, cajas, bolsas de plástico, etc.

Después empecé a agrupar todo dependiendo del tipo de comida, por ejemplo: salsas, aceites, vinagres, cremas untables, cereales, galletas, etc. Aquí quizá se van a mezclar algunos tipos de empaque (por ejemplo las botellas de plástico y cristal) pero que eso no te preocupe.

Es mucho más importante que quede todo organizado por tipo de comida que por tipo de empaque o tamaño. Pero el haber agrupado todo por tipo de empaque lo hace más simple porque casi siempre los mismos grupos de alimentos los compramos en cierto tipo de empaque. Un ejemplo, las salsas siempre vendrán en frascos o botellas de vidrio o plástico, nunca vendrán en caja o bolsa. 

contenidos de una despensa agrupados por grupos, se lee texto que señala las latas, botellas, botes y frascos

3. usa recipientes transparentes para todo lo que se pueda

Aquí viene la parte divertida. Digo, podrías mantener todo en su empaque original si así lo deseas, mientras lo mantengas agrupado yo no le veo ningún problema. Pero más allá de que se ve más bonito, la verdad ayuda mucho el poder ver exactamente lo que tienes.

Es por eso que yo hace varios años me decidí a poner todo lo que se pudiera en frascos de cristal. Porque no solo puedes ver lo que hay, puedes fácilmente ver también cuánto tienes de cada cosa y lo que está por terminarse. Créeme, a la hora de hacer la lista del súper, esto te va a ahorrar muchísimo tiempo. Pero un punto importante, usa este tipo de recipientes únicamente para cosas que SIEMPRE tienes en tu alacena, no las uses para cosas que sólo compras de vez en cuando (un ejemplo, comida ultra procesada).

El secreto para que esto sea realmente efectivo es que cuando compres cualquier cosa que vaya en estos contenedores, lo vacíes inmediatamente a donde debe ir. Si no lo haces, te prometo que las cosas se van a empezar a salir de control. Así que en cuanto regreses de hacer tus compras, después que hayas metido al refri todo lo que necesita refrigeración, toma 10 minutitos para vaciar todo lo que vaya en estos recipientes y deshacerte de los empaques (¡no olvides reciclar!).

Cosas que pueden ir en recipientes transparentes (ya sean de plástico o cristal):

  • cereales
  • harinas
  • pastas
  • granos
  • nueces
  • azúcares
  • legumbres
  • especias
  • snacks

despensa mostrando todo lo que va en frascos, granos, cereales, pasta, legumbres, harinas y nueces

4. usa cajas para todo lo demás

Ok, ahora vamos a pasar a la parte menos divertida. Porque siempre habrá alimentos que necesitan quedarse en su empaque, ya sea botella, caja o bolsa. Todos estos son los que, si no tienen un lugar asignado, hacen que la alacena se vea en completo desorden. Sobre todo las cosas que vienen en bolsas, pues su tamaño y forma no encaja en ningún lugar, pues es muy fácil que se desorganicen.

Así que regresando al paso dos, vas a tomar todas tus categorías y poner todo lo de una sola categoría en una caja. 

Por ejemplo, yo, tengo una caja específicamente para galletas (de todo tipo, saladas y dulces). Tengo otra caja específicamente para cosas que vienen en bolsa, y que como no compro muy seguido decidí mantenerlas en bolsa en vez de pasarlas a un frasco (cosas como fruta deshidratada, bolsas de snacks, harinas preparadas, etc.).

Destina también una caja para todas las cosas que no te cupieron en sus recipientes transparentes. A veces pasa que compras 5 libras de frijol pero en tu frasco solo te caben 2 libras. La bolsa con lo restante métela en una caja donde tengas únicamente este tipo de alimentos. Así también será más fácil a la hora de hacer tu lista del súper, si ves que ya no hay algo en tu frasco o recipiente, puedes revisar la caja para ver si ahí tienes y si no, entonces sabes que sí lo necesitas comprar. O en cuanto se termine lo de tu recipiente, revisa la caja y vuelves a rellenar.

Y por último, usa cajas pequeñas o bandejas para agrupar alimentos similares que necesitan estar accesibles, como salsas, aceites, extractos, cremas para untar, etc. Para este tipo de cosas es mejor usar cajas chaparritas o bandejas de manera que sí puedas ver los alimentos pero que te ayude a mantenerlos separados de otras comidas. 

Para esto, yo usé estas cajitas de IKEA que además de ser bastante económicas, el tamaño era ideal y están hechas de un material bastante resistente, de manera que si se mueven o deslizan de un lado a otro no se van a romper. Te cuento que estas me han servido muchísimo, no solo en la despensa, pero en los cajones de la cocina y en el baño también.

Para las cosas más grandes usé estas cajas de bamboo y para las cosas más pesadas usé estas cajas grandes de plástico que son muy similares a las pequeñas. La verdad, por el look, hubiera preferido usar todas de bamboo, pero ya sé que iba a terminar haciendo corajes porque no creo que las de bamboo aguanten tanto peso y el movimiento constante, y seguro con el tiempo se iban a romper.

Para las cosas que van en el piso (bolsas de tela y bolsas para basura), así como donde tenemos el pan y las tostadas, usé estas cajas que son más ligeras y que mis hijas pueden mover sin problema.

6 cajas blancas de plastico (variera box de IKEA) acomodadas en dos alteros unas sobre otras

cajas de bamboo (bullig de ikea) para organizar la despensa

5. aprovecha al máximo el espacio

La verdad es que yo tuve un reto muy grande para lograr esto, pues nuestra despensa aunque es pequeña, las repisas son algo largas y hay mucho espacio entre una repisa y otra. Eso quiere decir que podía acomodar todo en una repisa pero me quedaba demasiado espacio muerto entre una repisa y otra. Esto porque muy pocas cosas, además de las cajas, son tan altas como para ocupar todo el espacio.

La manera más práctica de aprovechar todo este espacio a la hora de organizar la despensa es comprando repisas ajustables y otro tipo de organizadores que ayudan a darle altura a las cosas que son más pequeñas. Así, en vez de tener una file de frascos, puedes tener dos o hasta tres filas. 

La verdad, aquí yo me fui por la opción funcional pero barata. En vez de comprar una repisa plegable de 15 dólares (¡pueden costar hasta 40 dependiendo del material y la marca!), compré esta repisa para zapatos de material y look muy similar por 1/3 del precio. Me funcionó igual y me ahorré como 40 dólares únicamente en esto.

despensa organizada usando frascos, repisas plegables y cajas pequeñas

Otras cosas que te ayudan a optimizar el espacio son organizadores para latas u organizadores para especias. Yo tengo todas las especias en un cajón, pero si tú las tienes en la despensa, estas no sólo te ayudan a ocupar mejor el espacio pero también a que las tengas todas visibles.

Un problema de la comida que se echa a perder o que nunca se usa es precisamente el que no esté a la vista fácilmente.

organizador para latas de comida en la repisa de la despensa

Cabe mencionar que también compré un organizador para mis sartenes de hierro forjado o cast iron, pues son tan pesados que no quise meterlos en las alacenas junto con mis otras cazuelas y preferí ponerlos en el piso de la despensa. Es una de las mejores inversiones que he hecho para organizar mi cocina.

Sólo ignora los dos sartenes oxidados que aún tenemos que restaurar 😜

organizador de sartenes de hierro forjado o cast iron

6. por último, ¡etiqueta todo!

Ahora que ya tienes todo perfectamente organizado, es muy importante que etiquetes todo lo que hay, especialmente si tienes hijos o pareja. Porque tú sabes dónde está todo, pero eso no quiere decir que los demás lo van a saber. Esta es la clave para que todos estos tips para organizar la despensa de verdad funcionen. El etiqueta todo va a ayudar a que, una vez que le hayas dado un lugar a cada cosa, cada cosa se mantenga en su lugar.

Ya sea que marques tus cajas con plumón indeleble o les pongas unas lindas etiquetas, no olvides este paso. Puedes comprar etiquetas preimpresas, o hacer las tuyas con hojas para etiquetas

acercamiento dentro de una despensa donde se ven las cajas etiquetadas donde está organizada la comida

articulos de despensa organizados en cajas y etiquetados

articulos de despensa organizados en cajas y etiquetados

7. usa lo que tienes o compra de segunda mano

Como en todo, quizá tengas que invertir un poco de dinero para lograr que tu despensa quede como quieres. Pero recuerda que lo importante es que sea funcional, no que sea «instagram worthy» o que parezca sacada de foto de Pinterest. Así que si el dinero es un impedimento por ahora, ¡usa lo que ya tienes! 

Busca maneras de reusar o reciclar cosas que de otra forma terminarían en la basura…un ejemplo: todos esos frascos de salas para pasta o hasta las cajas de zapatos.

Y bueno, ¡no olvides marketplace! Comprar de segunda mano siempre debe ser nuestra primera opción y hoy en día Facebook nos hace la vida más fácil con esa parte. La verdad yo soy muy desesperada para eso, pero para este tipo de cosas mi esposo me saca del apuro, él tiene toda la paciencia del mundo para estar revisando a diario y ver qué cosas nos podemos evitar comprar nuevas.

Debo aclarar que los primeros 3 pasos yo ya los aplicaba desde mucho antes de mudarnos a esta casa desde un día que me decidí a pasar todas las bolsas de granos, cereales y semillas a frascos. Casi todos mis frascos los compré de segunda mano en una thrift store. Los frascos grandes donde guardo frijoles, arroz y cosas así, me salieron como en $1.5 cada uno, así que además de ahorrarme dinero le di una segunda vida a esos frascos.

Cabe mencionar que en nuestro departamento anterior tenía un poco más de espacio de alacenas en la cocina y todo lo de frascos los ponía ahí y no en la despensa. Pero al mudarnos aquí con menos espacio en las alacenas, tuve que pasar todo a la despensa y me hicieron falta cajas para organizar mejor. Desafortunadamente no encontré nada de lo que quería ya usado, pero para mi buena suerte no fue muy caro tampoco. 

¡Pero que este tipo de cosas no te detengan! Puedes reciclar cajas de cartón o de zapatos y pintarlas o forrarlas con un papel bonito. Reusar botes de plástico o de vidrio que vayas desocupando y así poco a poco te harás de lo que necesitas para lograr lo que buscas.

repisas de despensa bien organizadas con frascos de vidrio, cajas y organizadores de comida

Espero que esto te haya servido mucho y estés animad@ de poner tu despensa en orden de una vez por todas. Y cuando lo hagas, tómale una foto y compártela usando el hashtag #thesweetmolcajete y etiquétame @sweetmolcajete. ¡Me pone muy feliz cuando les sirve lo que comparto! 💜

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Sígueme en las redes sociales…

Instagram Pinterest Facebook Twitter

varios frascos con granos, legumbres, harinas y cereales con texto que dice tips para organizar la despensa

Todas las imágenes y contenido Copyright © The Sweet Molcajete. Queda prohibido el uso de texto o fotografías de este sitio sin previa autorización. 

***

Este post contiene links afiliados que pertenecen a la cuenta de The Sweet Molcajete con Amazon Associates. Son sólo como referencia para los lectores, sin embargo, si algún producto se compra a través de estos links, The Sweet Molcajete recibirá una pequeña comisión.

***

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.